llegar a verlo

dicen que habrá un fin
para este apetito destructor
que todo lo roe
todo lo arrasa
y todo lo quema

que cederá vencido
por la edad
el cansancio
o el tedio

dicen que hasta entonces
no sabremos lo que es ser libres

que lucharemos siempre
contra esta fuente de dolor
íntimo y ajeno

aconsejan fortaleza y rectitud

constancia y estoicismo

en tanto se consume la llama
de tan lúcido ardor.

living in the fast lane

En esta habitación blanca,
hay tres objetos
que podrían arruinar mi vida.

Aquel que se alza
no sabe cuáles son
pero los busca en mí.

De su mano izquierda
cuelgan las llaves
y su derecha descansa
sobre la pistola enfundada
que apuntala su sonrisa:

    “¿Qué hay de nuevo,
    Kimosabe?”

Yo elevo mis manos
y contesto:

    “Nada,”

porque pretendo salir de aquí

    “sólo me lavo las manos.”

con mis tres objetos

    “Anda, date el piro.”

y su vida.

Hago memoria
de la última vez que me senté a escribir.

Algo sobre la tristeza implícita
en la música que tengo por costumbre escuchar,

sobre la fuerza destructiva que esconde
un simple comentario al sugerir
que la gente feliz
no escucha cosas así.

Contemplo el paisaje que estreno
de ser eso cierto

la sensación de no haber sido nunca

de desconocer por completo.

La magnitud de la tragedia
de no haber sido capaz de observar
la abismal diferencia entre ser alegre
y ser feliz.

Algo se mueve en mí al pensar esto
algo que he tocado y está vivo

releo esto.

amor cortado

Amor cortado
amor con leche
amor solo

cappuccino de amor

amor expresso y
manchado amor italiano

amor con azúcar y muy cargado
amor importante
e importado.

Leer el futuro en los posos del amor
vivir del amor mañanero y del cansado
vivir del amor con filtro
o sobrevivir del instantáneo

beber el amor por las calles
y exportarlo

beber por lo menos una vez
el amor fuerte Francés
y el flojo americano

pero sobretodo…

soportar mucho amor express
y demasiado amor cortado.

si no te quedas conmigo

Si no te quedas conmigo ni de lejos
y mi eco nunca vuelve
y me veo solo a mí mismo

poco a poco te vas
agotada nostalgia y pocos recuerdos
volviéndote sueño.

Y si mi soledad pierde nombre
y al no recordar termino
por ponerle la mitad del mío

te vuelves falta sin nombre y objeto perdido
que al no reencontrarse en ti
se busca sin saberte en todos sitios.