Anuncio publicitario

BEAUTIFUL FREAK SHOW

No pretendo ir por la vida toda de rosa
de perfecta pureza. Ya sabía de la desnudez,
sabía del traqueteo de una pierna en la cama.
Le alquilaste una habitación a un viejo
y su novia que cocinaban siempre
panceta por la mañana. La peste
a grasa, los bigotes del viejo
en mi hombro, él diciendo: «Te he visto»,
y yo que podía oler la carne de él,
espiando por un agujero en la pared del armario.
Un precioso numerito de circo, contaba.
Dejaste la puerta del armario abierta y él
dejó de pedirte alquiler. Me pides
que me gire y que pose, que me desabroche la pierna.
Yo quise decirte que lo estaba haciendo
por mí. ¿Crees que me importa
este cuerpo? Mira lo que hago con él.

«Un precioso numerito de circo» de Jillian Weise

NNMN

Cuando yo muera moriréis todos conmigo

poco importa si sabes quién soy
o la importancia que creas que tienes

cuando yo salte
de un pensamiento a otro y no alcance
tú también caerás conmigo

espera y verás

ahora me enfado
y no respiro

y nunca nadie más nada

GRASP

aprendo la palabra sauce.
aprendo la palabra aullido y la guardo

en mi garganta. la palabra lobo
se enrosca bajo mi lengua. he estudiado

así el dolor; escondiéndolo
en los pliegues de mi cuerpo donde

la oscuridad reposa. pienso en
el despertar. la mañana partida

por el sol tornándose cáscara de naranja;
calor a ratos. un volcán

extinto resucita
pero nadie nos explica cómo hemos comprendido

que la montaña ha empezado a sacudirse. cómo
la piedra bosteza y se retuerce candente

de regreso al mundo. ojalá pudiera
decir que salvé a las tórtolas,

pero no puedo estar segura. todos los pájaros mueren
una muerte; caen del cielo y

duermen. es difícil sacudirse esta idea;
que todo se despierta y espera

para vivir. a la palabra que nombra
el tono azul de las venas pálidas.

¿quién no querría despertar alguna cosa antigua
del más profundo sueño? ¿quién

no querría escarbar y encontrar la sangre todavía húmeda
de un cervatillo muerto hace tiempo? un milagro,

quizás, como se estremece la tierra bajo
nosotros. como danzamos por sus fracturas.

 “Concebir” de Sara Ryan 

[a mile in smog and a mile in fresh air]

*

una milla contaminada y una milla al aire libre
no son la misma milla.
el árbol rojo se estira hacia el
río igual que pasas tus brazos
por encima de mi cuerpo dormido.

sueño con osos escalando paisajes urbanos
y mi antigua casa en llamas.

soy papel encerado bajo tu aliento.

la mañana viene a cebarse
y me parte en dos

una mitad va a tu bolsillo
y la otra va al aire.

esto pasa cada día y de alguna forma queda
siempre más de mí.

[una milla contaminada y una milla al aire libre] de Joshua Jennifer Espinoza

CUMPLEAÑOS de Henri Cole


Cuando era niño, llamábamos castigo
a ser encerrados en un cuarto. El aparente
desentendimiento de Dios por los asuntos del mundo
parecía imperdonable. Esta mañana,
al subir los cinco pisos hasta mi apartamento,
recuerdo la iracunda voz de mi padre
mezclada con ansiedad y amor. Como siempre,
la posibilidad de un hogar—a lo sumo una utopía—
permanece ilusoria, así que leo a Platón, para quien el amor
no ha sido vejado. Me echo sobre la alfombra,
como fertiliza un gusano, y comprendo cosas
de las que no tengo conocimiento empírico alguno.
Aunque la puerta esté cerrada, soy libre.
Como un mapa obsoleto, mis fronteras están cambiando.

Traducción de Diego Zaitegui

AMBULANCIA de Henri Cole


La amabilidad había recorrido una gran distancia para estar presente,
pensé, mientras los enfermeros contenían la sangre caliente,
comunicándose entre ellos con los ojos.
Yo no era como era yo, y no sabía por qué,
pero era consciente de un colapso, de un imprevisto,
moviéndose bajo el influjo de una fuerza restauradora.
Como un abanico japonés al plegarse, mi espíritu parecía poseído
de una existencia tan sencilla, la cuestión sexual
alejada del centro, al igual que la memoria.
Me sentí como la personificación de un abstracto,
como la misericordia. Mis manos estaban rojas e hinchadas.
Una gran cadena, el espasmo de mi vida, arrastrada contra el declive.
Entonces oí unos gritos. A lo lejos, relinchó un caballo.
Contuve mis lágrimas mientras era izado hacia delante.

Traducción de Diego Zaitegui

SOBRE SER GALANTE de Frederick Seidel

Las camisas se agotan a sí mismas de ser vestidas.
Los trajes se ajustan a la perfección,
pero un hombre se esfuerza
décadas en hacer flexiones y ya no encaja.
Me saco a cenar.
Es una gozada sentarse a solas
sin un libro.
Me consumo estando a gusto mientras ceno.
Soy resultado de un conserje del Carlyle.
Pido una botella de Burdeos.
Soy un bulevar de elegancia
en mis restaurantes de confianza.

La luna viene a mi mesa.
Todo en ella es típico.
Me gusta su forma de hablarme.
Todo en mí es a medida.
Tú no eres
conocido, y tú no eres un don nadie.
Te recuerdo de antes.
A veces no salgo al día hasta el final del día.
Simplemente me olvido hasta
que salgo corriendo, con miedo a que el día se acabe.
Todo árbol de acera está desesperado
por alguien.

El desierto en esta época del año
son tropas camufladas de desierto.
Traed los cazas no tripulados.
Ceno con mi sonrisa del Carlyle.
Ella me dice que la primavera está al llegar.
La luna pasa por mi mesa
para decirme.
Voy a sacarte el corazón
y a beberme los rubíes y a comerme el coral.
Me gusta la hembra por su coral.
Voy al Carnegie Hall
para hacerle abrir la boca sobre el escenario y gritar.

Traducción de Diego Zaitegui

invierno al norte del norte

Oh my broken lamb
I worry when you cry
Baby’s gonna fetch ya
Horses in the sky

Though dead hands ring the garden
And these are violent times
And violence brings more violence
And liars bring more lies

Though we was born defeated
Worried, tired and scared
And monsters build mean robots
Launching rockets into the air

And the wealth of our nations
Fed on angel blood
And our cities shot with moneyed schemes
Built on twigs and mud

And our schools look like prisons
And our prisons look like malls
And downtown’s just a sick parade
Where no-one cares at all

And our hero’s all died crazy
Broken, poor or shot
Let’s celebrate their tragedy
And sanctify the loss

And manifest the daydream
Like those who fell before
And glorify our small attempts
And hate ourselves no more

Blow words between these sucker’s teeth
And bind these panicked hands
Lose your heart like a clumsy bell
Please be well

And all i true love
Is the light
In my sister’s darling eyes

Silver Mount Zion, Horses In The Sky.