DOTTOR

Tú te pasas todo el día con los de-
dos
metidos en la boca de la gen-
te,

pero a mí

hay ciertas cosas que no me está permi-
tido hacer

Anuncios