Cuando un niño aprieta el morro
se tira al suelo y patalea

Cuando camino de La Cólera
va destilando su rabieta

pide lo mismo que cualquiera:

que baje Dios o bien sus padres
rindan cuentas

Sabe de cosas
que han de pedirse siempre a gritos
y nada de cielos ni sordera

Anuncios