Irse

Anteayer,
reservé para mí
una habitación de hotel

en otra ciudad

muy lejos

y tras un largo viaje en tren
deshice mis maletas
y dejé un cuaderno abierto sobre la mesa.

Al oscurecer alquilé un coche

y sin decírselo a nadie
me introduje en él y me esfumé…

Esta mañana lo he dejado aparcado frente a mi casa
y sin que nadie se diera cuenta
he cerrado la puerta detrás de mí.

Entonces,

he cogido una silla
y me he sentado
a solas y en silencio

en medio del salón,

mirando con detenimiento
a mi alrededor.

He de admitir,
que aunque parezca una locura
ha valido verdaderamente la pena.

Me ha gustado mucho saber
cómo es mi casa,

cuando yo no estoy.

Anuncios

2 comentarios en “Irse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s