gula

Estoy sumido en mi más mío mismo.
Encerrado en mí dentro de mi casa
rebosante de café y de pasteles.

Mi mente hace aguas bajas
y se rellena de huidas.

Estoy sólo,
y me siento a solas.
Rodeado de paredes y de puertas
de ventanas cerradas
y de vientos fuera.

El polvo me rodea,
intentando en vano franquear mis puertas
y hallar un camino recto hacia mis branquias,
y así ahogarme con restos de planeta,

como merezco.

Ya lo he dicho,
convive con mí
una mente enferma,
y yo ya no domino.

Ella amuebla y decora la azotea
desde la que diviso el mundo.

Estoy sólo.
Está sola.
Y solos somos tan solo uno.

Tengo demasiado tiempo que nunca es suficiente
y ella mucha más hambre y voraces dientes.

Ni yo sé lo que pretendo.

Quizás ser Francés

y no esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s